7 RAZONES PARA VIVIR UNA TEMPORADA EN OTRO PAÍS

Llevas tiempo planteándote la idea de viajar por una larga temporada a otro país, pero aún no has dado el paso por miedo. Estas 7 razones para vivir una temporada en otro país te darán el impulso que necesitas.

  • Te ayuda a conocerte a ti mismo

Sales de tu zona de confort. Te mudas a otro país, con otro idioma y otras costumbres distintas a las tuyas.

Valorarás más la soledad y cada día querrás tener tu propio momento al día. Vas a empezar a sorprenderte de tu potencial a la hora de enfrentarte a los problemas o a situaciones complicadas.  Empezarás a ver y querer una versión de ti que desconocías.

 

  • Conocerás nuevos lugares

La altura de los edificios, sus formas y fachadas serán diferentes a las de tu calle de siempre.

Las tiendas y los supermercados podrán ser como un gran descubrimiento de nueva comida que nunca habías probado.

Hasta la hora de amanecer y atardecer serán distintas. Viajarás más y cada uno de los sitios que visites se quedará grabado en tu memoria.

 

  • Vas a romper completamente con la rutina

 

Da igual si estás estudiando, trabajando o has ahorrado lo suficiente como para estar una temporada larga viajando allí. La rutina será completamente nueva.

Querrás ver cada uno de los rincones de tu nueva ciudad. Harás escapadas los días que tengas libres y aprovecharás cada oportunidad para salir con gente nueva.

 

  • Conocer nuevas personas

En el aeropuerto, en el tren de camino a casa, en la cafetería de enfrente o en el supermercado en el que te has acostumbrado a comprar.

Incluso quedarás con desconocidos de tu mismo país para echar una cerveza o comer juntos una tortilla española.

Las personas que conozcas serán como tu familia, un apoyo en el que contar en los malos momentos y tus compañeros de aventuras durante esa etapa.

 

  • Cambiar y ganar más confianza en ti mismo

Vas a cambiar, claro. Y nunca volverás a ser el mismo cuando vuelvas a casa.

Probablemente ahora te estarás acordando de ese artículo que está por la red que te cuenta cómo es esa sensación de sentir que la vida ha pasado sin ti y al volver tú no eres la misma persona.

Y si no sabes cuál te estoy diciendo, aquí puedes leerlo: Volver a casa después de vivir en otro país no es tan fácil como parece

Dejaste el miedo atrás y te lanzaste a vivir una experiencia nueva.

Quizás algunas cosas no te saldrán salido como esperabas, pero te ayudarán a madurar y a estar donde (hoy) estás.

Vas a estar cargado de energía y con ganas de comerte el mundo. Aprenderás a moverte por la ciudad y a encontrar el camino a casa sin perderte. Mejorarás tu idioma y entenderás una nueva cultura.

E inevitablemente ganarás más confianza en ti, porque en poco tiempo te habrás desenvuelto como nunca hubieras imaginado.

 

  • Valorar pequeños detalles

Echarás de menos la comida recién hecha de tu madre, la cervecita en la terraza del bar, el poder hablar sin necesidad de pensar que vas a decir.

Skype siempre salvará las distancias y hará que puedas tener cerca a tu familia, amigos y a tu adorable mascota.

Tropezarás a menudo con ese momento incómodo de no saber si dar dos besos o la mano a la hora de saludar.

Pero, sin duda, añorarás las persianas y TU cama.

 

  • Hacerte más interesante

Mudarte a otro país, con el simple hecho de viajar que ello implica, hace que tu mente se abra totalmente.

Al volver a casa vas a tener mil historias que contar.

Esa anécdota tan graciosa que te pasó por la calle. Aquella historia sobre esa persona que conociste en la estación de metro y vivía cerca de ti. O sobre esa pareja de ancianos que se ofrecieron a ayudarte.

Tus redes sociales estarán llenas de fotografías preciosas que mirarás una y otra vez.

Querrás sorprender a tu familia intentando hacer una receta de alguna comida nueva que hayas probado o ayudar a algún amigo a planificar un viaje a la ciudad en la que has vivido.

¿Se te ocurre algún otra razón para vivir una temporada en otro país?

12 Comentarios

  1. ¡Hola Marta, que buen post!

    Me ha hecho mucha gracia lo de las persianas… aunque levantarme a las 7 y algo por que entraba luz en mi cuarto me hacía ser más productivo jajaja.

    También añadiría algo más. Haz todo eso, pero solo. Potenciará todos los efectos el doble, y hará de tu viaje una experiencia inolvidable.

    Un saludo!

  2. Hola Marta 😀

    Un artículo maravilloso que te traslada a cada viaje, a cada recuerdo y a cada sensación vivida.

    Desde que te conocí supe que tenías brillo, duende, algo especial que te diferencia. Envuelves con tu escritura y despiertas instantes que permanecían dormidos.

    Estoy convencida que lograrás todo aquello que te propongas.

    Un abrazo enorme,
    María José

  3. Tras varios años, me he dado cuenta que mi estancia en el extranjero me hizo ejercitar la creatividad. La necesidad de hacerse entender nos hace poner el “coco” en funcionamiento. Aún recuerdo el dolor de cabeza que tenía los primeros días, al volver a casa, tras una jornada de clases intensivas en un idioma que desconocía.

  4. Marta Mayfer

    at

    Muchas gracias por comentar Inés Los primeros días siempre son un poco caóticos entre idioma nuevo, tiempo nuevo y acostumbrarse. Me alegra que tu experiencia también haya sido gratificante!! Viajar nos transforma y más vivir en otro lugar

  5. Marta Mayfer

    at

    ¡Muchas gracias por comentar! Los viajes tienen ese toque especial y mágico para volver hacerte feliz sólo con recordarlos ¡Que palabras tan bonitas! Me alegra mucho haberte conocido, aprendí mucho gracias a ti
    Un abrazo enorme guapetona!!

  6. Marta Mayfer

    at

    ¡Muchas gracias por comentar Jesús!

    Las persianas nunca han sido un problema para mí; me gustaba madrugar sin darme cuenta. Sin embargo, sé que muchos sí las echan en falta y quería incluirlas aquí.

    ¡Estoy totalmente de acuerdo contigo! Un viaje así debe realizarse en soledad para que puedas exprimir toda tu capacidad y disfrutar al máximo la experiencia.

  7. Hola, tienes mucha razon el lo que dices:) yo he venido a España por unos meses y llevo ya cinco años asi que no ha estado tan mal 🙂 un besito

  8. Genial Marta,
    creo que nos pasa a todos cuando nos vamos fuera. En mi caso me fui dos veces a vivir fuera y creo que lo que siempre me sorprende al llegar a España es entender a todos por la calle. Qué sensación más rara y agradable a la vez 😉

  9. Marta Mayfer

    at

    Cuando un lugar de gusta, pueden pasar años hasta que te hartas de él (si alguna vez se consigue claro jaja) Un beso

  10. Marta Mayfer

    at

    Es una sensación extraña entre alegría y nostalgia. No tienes que esforzarte por enterarte de todo lo que pasa a tu alrededor, pero se te hace tan extraño no escuchar ese nuevo idioma de tu día a día. Un abrazo Tania

  11. Hola, Marta:

    Enhorabuena por el artículo; me ha gustado mucho.
    Viajar es bueno y vivir una temporada (larga) en otro país aporta un montón de beneficios. A tu lista añadiría el enriquecimiento personal y la maduración interna. También aprendes mucho sobre tu propia cultura y desechas prejuicios.

    ¡Larga vida a los viajes! 😉

    Un abrazo,
    Nuria

  12. Marta Mayfer

    at

    Hola Nuria,

    ¡Muchas gracias por el comentario!

    Muy buen apunte, me gusta Viajar solo por una larga temporada debería ser obligatorio.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

© 2017

Tema por Anders NorenArriba ↑