El mejor desayuno del mundo tiene 10 escalas y está en Mallorca

Existen pocas razones que nos hagan saltar de la cama sin posponer  la alarma cinco minutitos más. A excepción de los viajes, un buen motivo para hacerlo es el desayuno. Y, si además, se trata del mejor desayuno del mundo, creo que sobran las palabras.

Casi sin quererlo, cuando vivimos en un lugar comenzamos a dejar de descubrir cosas, lugares o tesoros que se encuentra en él. Nos dejamos llevar por la rutina y nos olvidamos de explorar cada rincón de nuestra ciudad. O isla, como en este caso.

Y, a veces, por culpa de nuestra falta de curiosidad, corremos el riesgo de perdernos auténticas joyas como esta.

Una experiencia gastronómica que vivir en la isla

Hotel Hospes Maricel & Spa presume de tener el mejor desayuno del mundo. Y no porque lo diga yo; los expertos gastronómicos le otorgaron este título en la II Cumbre de Madrid Fusión.

El desayuno es mucho más que un menú degustación, es un viaje culinario con 10 escalas. Sus platos están elaborados con productos de temporada, por lo que los propios platos varían según la época del año.

El entorno es otro de los principales protagonistas de este desayuno. Tu mesa estará ubicada en la terraza de este emblemático hotel. El sonido de las olas, el olor a mar y las vistas a Cas Catalá te acompañarán durante las horas que dura el trayecto gastronómico.

 

SPOILER: Este desayuno es una montaña rusa de sabores, texturas y combinaciones.

¿Cómo es el mejor desayuno del mundo?

Cuando pensamos en el desayuno, nos embriaga el olor a café recién hecho, la morriña mañanera y la felicidad de ese primer bocado que nos sabe a gloria. Nos imaginamos ese café acompañado de una tostada con tomate. E incluso, puede que recurramos al típico desayuno inglés para saciar nuestra hambre (y deseos).

Pero este desayuno supera cualquier expectativa previa que tengas. El café se sirve al final, las tostadas están ausentes; pero cada uno de esos primeros bocados te seguirán sabiendo a placer.

Las 10 escalas gastronómicas del desayuno Maricel

1 – Trío de licuados

El desayuno se inaugura con un trío de licuados. Es importante que los tomes en orden: Detoxificante (manzana verde, zanahoria y jengibre) , Antioxidante (remolacha, mango y plátano) y Tonificante (yogur griego, cúrcuma y dátiles).

¡Ya estamos preparados para continuar el viaje!

2 – Frutas de temporada en escabeche de la pasión, espuma de fresas y atún crujiente.

Te había avisado de que este desayuno era una montaña rusa de sabores, ¿verdad? Probablemente estés pensando lo mismo que yo (en aquel momento).

¿Cómo casa la fruta con el atún en este plato?

Aunque suene extraño, combinan. Y de muy buena forma.

3- Yogur de foie con mango en texturas liofilizado, osmotizado y piedras.

En todos los vuelos suele haber un área donde las turbulencias se acentúan. Y podríamos definir este plato como mi particular turbulencia. ¡Ojo, no estoy diciendo que no me gustara!

A mi paladar el sabor le sorprendió para bien, pero mi mente no llevó tan bien este juego de texturas. Mientras mi lengua detectaba el sabor a Foie, mi mente se volvía loca intentando entender por qué parecía un yogur y donde se había esfumado el pan.

La parte positiva de la gastronomía es que no todos tenemos los mismo gustos. Y mientras yo mantenía una pelea interna, Alba (Con Algas en la Maleta) pudo relamerse bien los bigotes con su yogur de foie y el mío.

 4- Borrachito de ensaimada de Mallorca, helado cremoso de chocolate, caramelo y Carquiñyols.

En esta parada no me hubiera importado quedarme un poco más; perder el siguiente vuelo, o puestos a tirar la casa por la ventana, la propia maleta. Todo con tal de disfrutar de ella.

Incluso repetiría destino, con sus correspondientes 10 escalas por unos minutos de placer culinario 😋.

La ensaimada con la que nos deleita el mejor desayuno del mundo no es la típica ensaimada mallorquina. Se compone de menos hojas, es más esponjosa y su textura se asimila a un bizcocho bañado en licor.

Acompañada de helado de chocolate –cualquiera se resiste-, toques de naranja y pequeñas explosiones de peta zetas, puedo afirmar que ocupa mi TOP de mejores ensaimadas de Mallorca, España y del mundo entero.

5- Broxat de queso mahonés caramelizado, trucha marinada y pan de albaricoque

El queso Mahonés es uno de los productos locales con más fama de las Islas Baleares. E indudablemente tenía que formar parte del mejor desayuno del mundo, siendo éste gestado en Mallorca.

Los toques de trucha y el sorprendente sabor del pan de albaricoque se entienden a la perfección con el sabor de este queso menorquín.

6- Langostino en salsa de coco lima kaffir, membrillo de palo y manzana.

Una combinación deliciosa, maridada con una copa de champán 🥂.

7- Pasión por el cava

Otro de mis platos estrella del desayuno. Se sirve en una copa de cóctel. Es refrescante, dulce e ideal para repetir – una y otra vez.

8- Taco de cochinillo confinato, crema de sopas de Mallorca, jalea de botifarró.

9- Assiete Gourmande de chocolate y trufa

¡Chocolateros, desabrochad un botón del cinturón porque vienen curvas! Cada cucharada es más placentera que la anterior 🤤.

10 – Dulces isleños

Para culminar este viaje gastronómico, el café acompaña una selección de dulces típicos de la isla.

Información Práctica

Localización

El mejor desayuno del mundo se encuentra en el restaurante del Hotel Hospes Maricel & Spa.

¿Cuál es el precio del desayuno?

Su coste es de 49€ por persona.

¿Es necesario reservar con antelación?

Es imprescindible hacer la reserva con al menos con 48 horas de antelación.

Cómo llegar hasta Hotel Hospes Maricel & Spa

🚗💨: Incorpórate a M-20 desde Palma y utiliza la salida Cala Major para llegar hasta el hotel. El trayecto suele durar una media de 15-20 min.

🚌: La línea 104 te dejará justo en la puerta del hotel. Puedes consultar los horarios en este link.

No Comments

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

101 Compartir
Compartir
WhatsApp
Email
Twittear
Pin